Navidades en Roma: 12 costumbres que han sobrevivido

No son pocos las ritos, usos y costumbres romanos que han llegado hasta nuestros días, y las fiestas invernales tampoco están al margen. Durante el festival de la época fría del año llamado Saturnalia muchas costumbres romanas han sobrevivido hasta incrustarse en nuestra época...
1.- Cinco días de vacaciones. En el siglo I d.C. los romanos tomaban cinco días de vacaciones para celebrar las fiestas de la Saturnalia, una celebración pagana que tenía como objetivo "traer de vuelta a el sol". Tomamos aproximadamente el mismo número de días libres por Navidad.
2.- 25 de diciembre. Los romanos ofrecían sus sacrificos a Saturno, aunque también se estaba celebrando el nacimiento de un dios oriental. No, no a Jesús: Mitra¡ Sus rituales comparten muchas similitudes con nuestras ceremonias cristianas. Bautismo, comida sacramental, observancia del domingo y nacimiento de ambos dioses el mismo día 25 de diciembre.
3.- El árbol de Navidad, muérdago, guirnaldas, etc. Los romanos ya decoraban sus casas con vegetación. En un capítulo de Big Bang Theory, Sheldon nos cuenta: "En la era pre-cristiana, cuando el solsticio de invierno se acercaba y las plantas morían, los paganos traían ramas de hoja perenne a sus hogares como acto de magia, destinado a guardar las esencias vitales de las plantas hasta la primavera. Con el tiempo esta costumbre fue adquirida por los pueblos del norte de europa y se llegó al árbol de navidad".
4.- Luces y velas. Los romanos también decoraban sus casas con luces adicionales en la época más oscura del año. Aparte de la utilidad práctica, era otro intento pagano para traer de vuelta a el Sol. Linternas, cirios, candelabros y lámparas de aceite parpadeaban por las casas de los ricos. Debido a esto, Roma era muy propensa a los incendios en esta época festiva. Algún historiador calcula que a diario se producía un centenar de incendios en la Ciudad Eterna, que tenía su propio cuerpo de bomberos: los vigiles.
5.- Comida abundante. En pleno invierno el instinto nos dice que debemos "construirnos" una buena capa de grasa, darnos un festín en preparación de la época de "vacas flacas" que está por venir. Los hidratos de carbono estaban a la orden del día. Hoy algunos lo llaman gula.
6.- Bebida a tope. Está demostrado que añadir una pequeña cantidad de vino al agua mata las bacterias más conocidas. Durante todo el año la mayoría de los romanos bebían vino diluido, pero en las fiestas saturnales no era común mezclarlo y sí atiborrarse de buen vino aromatizado con especias.
7.- Vida nocturna y cambio de rol. Durante los cinco días de las Saturnales, los esclavos no tenían que trabajar. Podían comer, beber y ser felices (sic) por la gracia de sus amos. Otros, como Plinio el joven incluso daban más prebendas. Pero ¡Ojo¡ al concluir las fiestas había que volver a la oficina...
8..- Juegos de Mesa. En la Roma del siglo I, se permitían muchos juegos para grandes y pequeños sólo durante la Saturnalia. Los niños y esclavos podían jugar a tirar dados sin temor al castigo. En Occidente, la Navidad es el único momento en que muchas familias practican juegos de mesa o cartas.
9.- El jefe de las fiestas. En la primera noche de la Saturnalia se tiraban los dados en muchos hogares para determinar quién sería el rey de las Saturnales. El "Rey" podía mandar cosas a los demás como preparar un banquete, hacer mandados o cantar canciones. Hoy no hace falta tirar los dados, las madres mandan todo el año...
10.- Sombreros de... ¿Santa Claus?. Los esclavos que eran puestos en libertad en estas fechas se les era regalado un sombrero que habían de llevar como prueba de su no-esclavitud. El píleo eran de forma cónica y estaban hechos de fieltro de colores. ¿Adivináis de que colores? Sí, rojo y blanco...
11.- Presentes y regalos. En las fiestas Saturnales, los romanos entregaban en regalo figuritas de madera o arcilla, a menudo con articulaciones móviles. Hoy en día regalamos figuras de acción, Legos, Barbies y consolas de videojuegos.
12.- Etiquetas de regalo. Por último, los romanos adjuntaban a los romanos el equivalente a nuestras actuales tarjetas de felicitación navideñas. Habitualmente eran epígramas de dos líneas que acompañaban al regalo con los mejores deseos.

Fuente: The Roman Mysteries, libro de Caroline Lawrence
Seguir leyendo

Los doce trabajos de Hércules

Heracles, el héroe griego de fuerza sobrehumana, era el hijo del dios griego Zeus y Alcmena. Según la mitología griega, Zeus deseaba engendrar un hijo que sería el guardián de los mortales y los inmortales. Así que visitó a la mujer mortal Alcmena en Tebas para concebirlo. Sin embargo, en el día que Heracle iba a nacer, Zeus se jactó de que su hijo gobernaría sobre Grecia. Homero describe como Hera, esposa de Zeus, retrasó el nacimiento de Heracles hasta el día después de que su primo Eurystheos naciera, con lo cual se aseguraba su subida al trono. 
Ella, mala malísima, envió dos serpientes para matar al niño Heracles mientras dormía en la cuna. Sin embargo, aún siendo un bebe nuestro protagonista, ya prometía y su fuerza hizo que se salvara de las serpientes estrangulándolas con la mano...
Ya crecido, Heracles se casó con la princesa tebana Megara. Hera, cansina como ella sola, y para afligir al héroe, asesinó a su esposa y todos sus hijos. Según algunos relatos literarios, el dios griego Apolo instruyó a Heracles para expiar su crímen mediante la realización de trabajos para Eurystheos, rey de Micenas.


El primero de estos trabajos era el de matar a un feroz león que atemorizaba la zona de Lemea, cerca del Peloponeso. Debía traer de vuelta la piel de la bestia pero la espada y el arco eran inocuas contra ella. Así que, tuvo que luchar con el león en el suelo y estrangularlo con sus propias manos tras lo cual retiró la piel del animal. A partir de entonces, Heracles llevó la piel del felino como su armadura.
Como segundo trabajo, Heracles fue instruido para matar a la hidra de Lerna, una criatura con forma de serpiente y nueve cabezas (casi tantas como Ministros hay en el Gobierno). Logró esta tarea cortando las cabezas y quemando las extremidades, acabando así con la bestia.
Como tercer trabajo Eurystheos ordenó a Heracles capturar el ciervo sagrado Keryneia, muy importante para la diosa Artemisa, Asi esperaba que nuestro héroe incucurriera en la ira de la diosa. Durante un año Heracles persiguió a la bestia, hasta que esta se detuvó a descansar, momento que aprovechó para dispararle una flecha con su arco. En su viaje a casa se encontró con la enfurecida Artemisa, pero suplicó su perdón. La diosa consintió y permitió que Heracles llevara el animal a Eurystheos. Sin embargo, cuando llegó, el ciervo sagrado saltó de los brazos del héroe y regresó sano y salvo.
Como cuarto trabajo, Heracles recibió la orden de capturar a un jabalí salvaje que vivía en una montaña. Persiguió al animal hasta el agotamiento hasta que por fin consiguió darle caza y llevarlo a Eurystheos. El rey, enojado por los continuos éxitos de Heracles le ordenó limpiar los establos de Augías, el lugar con mayor cantidad de ganado en toda Grecia. Los establos nunca habían sido limpiados y debía realizar la tarea en un sólo día. Una vez hubo terminado de tan ardua labor le ordenó matar una enorme bandada de pájaros devoradores de hombres que se reunían cerca del lago Stimphalya en Arcadia, una zona de bosque denso. Con unos badajos de bronce consiguió atraerlos y acabar con ellos...
En su séptimo trabajo, a Heracles se le ordenó capturar al toro de Creta. Ahogó a la bestia con sus propias manos y lo llevó de vuelta a Micenas, con lo cual Eurystheos decidió sacrificar a Hera. La diosa, sin embargo, se negó a aceptar un sacrificio que simbolizaba la victoria de Heracles. Por lo tanto, Eurystheos exigió que Heracles capturase cuatro yeguas devoradoras de hombres que pertenecieron al rey tracio Diómedes. Según muchas versiones de este octavo trabajo, Heracles mató a Diómedes y le dió de comer la carne a sus caballos. El acto tuvo un efecto calmante entre las bestias y Heracles pudo llevarlas con éxito a Micenas.
Cuando regresó (un no parar) Eurystheos le exigió otra tarea: robar el cinturón mágico de Hippolyta, reina de las amazonas. Sin embargo, no necesitó robárselo. La reina amazona estaba encantadísima con la fuerza bruta y los atributos de nuestro héroe y se lo dió sin pestañear. Mientras paseaban a bordo de su barco, la siempre vengativa Hera hizo correr el rumor entre las amazonas de que el héroe griego quería secuestrar a su reina. Las mujeres guerreras cargaron contra la nave y Heracles presintiendo el peligro, tomo las de Villadiego llevándose consigo el cinturón... ¿quién no hubiera hecho lo mismo?
Como décimo trabajo, se le ordenó marchar al borde más lejano del mundo, más allá de las famosas columnas e inmerso en el Océano Atlántico para enfrentarse y dar muerte al monstruo de Gerión, un bicho con tres cabezas y tres pares de piernas, con el que acabó con un mondadientes en la boca. Así era nuestro héroe...
Al regresar a Micenas, Eurystheos exigió aún dos trabajos más a Heracles. La primera de las tareas era la de recuperar las manzanas de oro del jardín de las Hespérides. Las tres manzanas estaban custodiadas por un dragón de cien cabezas y las ninfas hespérides. Durante su viajes, Heracles batalló con Ares y los hijos de Poseidón. Muchas de estas míticas batallas están recogidas en vasijas pintadas que aún se conservan.
Y como prueba final, Heracles tenía el reto más peligroso de todos. Eurystheos le exigió viajar al inframundo y traer de vuelta las tres cabezas del monstruoso perro guardián Cerberos. Una vez diole matarile al can ya había terminado con todos los trabajos, ante el cabreo de Eurystheos y cia...

Seguir leyendo

Especial 125 Aniversario de National Geographic con Historias de nuestra Historia

Coincidiendo con el 6º aniversario de HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA y el 125º de NATIONAL GEOGRAPHIC, los lectores de este blog pueden beneficiarse de una magnífica oferta. La organización más prestigiosa en la busqueda de lo cotidiano y lo desconocido nos brinda la oportunidad de subscribirnos a la revista por un precio magnífico (40% descuento).
* 12 REVISTAS por sólo 24.95€
* + GRATIS 4 Libros GRANDES CIVILIZACIONES
PARA ACCEDER A LA OFERTA HACER CLICK EN LA IMÁGEN
Todo comenzó hace ahora 125 años, cuando Gardiner Greene Hubbard, abogado, financiero y filántropo, fundó una empresa dedicada al estudio de la Geografía. Por entonces, este empresario ya había apoyado los experimentos de su yerno Alexander Graham Bell, inventor del teléfono. Como fundador del National Geographic, su pasión por la ciencia le llevó a promover una serie de becas que estrenó financiando el trabajo del geólogo estadounidense Israel C. Russel, que quería explorar Alaska.
Ha pasado más de un siglo de aquello. Hoy, más allá de la Geografía, National Geographic es para muchos la número uno en arqueología, ciencias naturales, culturas del mundo, historia... Materias por las que hoy National Geographic está considerada como un referente mundial de la investigación y la divulgación científica.


Seguir leyendo

Las portadas de prensa más impactantes de la Historia

Cada día los periódicos informan y entretienen, pero también engañan, manipulan y se contradicen entre sí. Lo primero que ven los lectores en los escaparates de los kioskos o las páginas web son las portadas. Si se sienten atraidos o rechazados lo determina la línea editorial o lo impactante de la noticia de cabecera. Cuanto más impactante es la noticia más grande será la tipografía a utilizar y el número de columnas dedicada a ella. Vamos a repasar algunas de las portadas de momentos determinantes de nuestra historia moderna...
El crack del 29. Esta fue la noticia financiera más importante de la primera mitad del siglo XX. Antes del uso generalizado de la radio, estos periódicos eran casi arrebatados de las manos de aquellos vendedores ambulantes. Era el final de aquellos felices y prosperos años 20.
Gran Bretaña firma un acuerdo para evitar la guerra con Alemania. El retrato del primer ministro Neville Chamberlain a modo de superhéroe. Esta portada se imprimió en septiembre de 1938, un año antes del estallido de la II Guerra Mundial. Chamberlain y los primeros ministros de Francia e Italia fueron a hablar con Hitler para intentar apaciguar los ánimos y se pusieron de acuerdo para firmar el acuerdo de Munich. No sirvió de nada...
Se busca "vivo o muerto". En esta portada se presenta a Hitler como un criminal imprudente al que se busca cual forajido. Fue impresa el 4 de septiembre de 1939, un día después de que Gran Bretaña y Francia declararan la guerra a Alemania.
La muerte de Winston Churchill. El 3 de mayo de 1966 fue la primera vez que apareció una portada en la que se retiraron todos los anuncios por completo.
Lee Harvey Oswald, asesino del presidente Kennedy, es muerto a tiros. El 25 de noviembre de 1963, esta página frontal capta el mismo momento en que Lee Harvey fue asesinado. Un increíble golpe de suerte por parte del fotógrafo, la exclusiva soñada.
¡Hemos llegado a la luna¡ El 21 de julio de 1969 fue una de las portadas más espectaculares de la historia. Los editores habían creado con antelación una maqueta para ser los primeros en dar la noticia con imágenes ilustradas. Se duplicaron las ventas.
Escandalo Nixon. Publicada el 10 de agosto de 1974, fue una portada sensacinalista. Simple, pero lo suficientemente dramática para captar la atención de los lectores. Muestra la salida de la oficina del hombre más poderoso del mundo que había dimitido y se enfrentaba a un juicio por actividades ilegales.
La muerte de Elvis. 17 de agosto de 1977. El adios definitivo del "rey" afectó a millones de personas en todo el mundo.
Crucero argentino atacado por acorazado británico. 4 de mayo de 1982. Esta fue una de las portadas más polémicas de la historia reciente. El titular utiliza un juego de palabras futbolero para hablar de ganadores y perdedores con el fin de celebrar los éxitos ingleses en Las Malvinas. El titular generó tanto escándalo que pronto fueron retirados de los comercios los periódicos restantes.
Los ataques terroristas contra New York y Whashington. 11 de septiembre de 2001, casi todos recordamos donde estabamos y que haciamos cuando surgió la noticia. Un titular escueto para una imágen en la que sobran las palabras.


Cuando hablamos de prensa es positivo reflexionar y plantearnos algunas preguntas:
  • ¿Los periódicos dicen la verdad?
  • ¿Porqué puede un periódico presentar una visión sesgada?
  • ¿Pueden los prejuicios o la censura justificarse?
  • ¿Como afectan a la narración de una historia la tipografía, la narración y la fotografía?
  • ¿Cuales son los aspectos más siniestros y peligrosos?
Fuente: British Library
Imágenes: Daily Mail, Daily Sketch, Daily Mirror, The Times, Evening Standar, The Sun, The Daily Telegraph
Seguir leyendo